Publicado: 27 de Octubre de 2017 a las 08:31

la lámpara wood también conocidas como "luz negra", son un instrumento fundamental para dermatologos y esteticistas para realizar un buen diagnóstico de la piel, nos ayuda a realizar el tratamiento adecuado al cliente. La luz de la lámpara wood es  luz ultravioleta que aplicada a la piel nos permitrá conocer en profundidad posiibles problemas de la piel que a simple vista no podemos diagnosticar.
 Se realiza con oscuridad y con la cara totalmente limpia. Una vez a oscuras, se enciende la lámpara y se coloca a una distancia de la cara. Realizado por un profesional lo suficientemente acreditado como para ser capaz de percibir los cambios en el color de tu piel y decirte en función de los colores preestablecidos que tipo de problema padeces en el cuadro de colores que acompaña al instrumento que tipo de problema es el que padeces. Tras explorar el rostro con la lámpara el profesional podrá determinar el tratamiento aplicar y a prescribir, se recomendara una higiene facial para que la piel se recupere y produzca más colágeno y elastina.

Entre sus principales ventajas se encuentran que es un tratamiento muy versátil ya que te ayuda a detectar todo tipo de problemas  Por otro lado puede ayudar al diagnóstico de imperfecciones en todo tipo de piel desde el rostro hasta las manos. También permite detectar falta de hidratación, exceso de acné, manchas en la piel, rojeces. Es un método indoloro y muy eficaz en el buen diagnóstico de la piel.